Los cepillos de cerdas naturales de jabalí siguen siendo los más adecuados porque son menos agresivos para la fibra capilar. Es necesario limitar la fricción al máximo y siempre realizar la operación en el pelo mojado . Y si quieres mantener un perfecto corte de pelo afro, no deberías necesitar desenredar el pelo en absoluto.