Esto es más parecido a pulir que a afilar, pero esta técnica puede ser muy útil para dar un mejor deslizamiento a las hojas finas y frágiles. Asegure firmemente un extremo del cinturón bajo su pie, y luego sostenga el otro extremo con su mano izquierda. Con la mano derecha, rápidamente frotar la hoja en el cinturón Haciendo varias pasadas en una dirección y luego en la otra, respetando un ángulo de aproximadamente 30°. Una vez que el cuchillo esté afilado, limpie la hoja con un pedazo de papel toalla o un paño limpio.